Arqueología subacuáticaChichén ItzáCuevas y cenotes mayasExploraciónNoticiasPreservación digitalTecnologíaVideos

Expertos del Proyecto GAM presentaron resultados de sus investigaciones durante Coloquio de Arqueología.

• El Proyecto GAM, con el apoyo del INAH y National Geographic Society, presentó el Primer Coloquio de Arqueología en el Museo Nacional de Historia – Castillo de Chapultepec.
• Los resultados de tres muestras de carbón de la Cueva de Balamkú de Chichén Itzá indican al menos, 200 años de depósitos rituales.

Investigadores del Proyecto Gran Acuífero Maya. FOTO: ARIEL OJEDA

El Primer Coloquio de Arqueología del Gran Acuífero Maya se llevó a cabo en el Museo Nacional de Historia – Castillo de Chapultepec el pasado 20 de noviembre; en este espectacular escenario se dieron cita investigadores del Gran Acuífero Maya (GAM), proyecto multidisciplinario de investigación científica, dirigido por el Dr. Guillermo de Anda, para presentar los resultados obtenidos a lo largo de cuatro años de trabajo ininterrumpidos, en lagunas, cuevas y cenotes de la Península de Yucatán.

Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), destacó que el coloquio se enmarca en las celebraciones por los 80 años del Instituto y en conmemoración de las seis décadas de la exploración a la cueva de Balamkanché, en Chichén Itzá.

Comentó que el Acuífero Maya reúne todas las características y méritos para ser reconocido como Patrimonio Mundial, en la categoría de Bien Mixto, por lo cual, desde hace un año, el equipo del Proyecto GAM, con apoyo del INAH, trabajan en la elaboración del expediente que solicita la UNESCO para gestionar su inscripción en su Lista de Patrimonio Mundial.

En representación de Michael Iulica, Presidente de la National Geographic Society, el director de arqueología de esta sociedad, Frederick Hiebert, destacó que con este coloquio se celebran 60 años de investigación en cuevas mayas de Yucatán. Asimismo, ofreció una semblanza de George Stuart, investigador de NGS quien trabajó en México, en 1958, para explorar, por primera vez, las cuevas cercanas a Chichén Itzá. El resultado de ese trabajo, especialmente su registro y documentación del material arqueológico, ha servido como base para el posterior desarrollo de la disciplina del estudio de cuevas mayas en México. 

Guillermo de Anda, titular del proyecto GAM, destacó la unión de esfuerzos entre el INAH y la NGS para llevar a cabo este evento académico arqueológico en nuestro país, con lo que NGS celebra también 60 años de apoyo a la investigación en cuevas mayas de México, ya que fue en 1959 que la cueva de Balamkanché fue investigada por primera vez, y en este 2019, con su apoyo, el proyecto Gran Acuífero Maya realiza investigaciones en la cueva de Balamkú, ubicada también en la ciudad de los itzaes.

Guillermo de Anda, director del Proyecto Gran Acuífero Maya; Pedro Francisco Sánchez Nava; coordinador Nacional de Arqueología del INAH, y Fredrik Hiebert, director de Arqueología de National Geographic Society, durante la presentación del primer Coloquio La Arqueología del Gran Acuerífero Maya, realizado en el marco de las celebraciones por los 80 años del INAH. FOTO: ARIEL OJEDA

Durante la actividad académica se contó con la participación de más de una decena de investigadores del área maya y especialistas en arqueología subacuática. El evento inició con el reconocimiento al Dr. William Folan, por su notable contribución al conocimiento de la civilización maya, y cuya participación en los primeros trabajos de exploración en Balamkanché, en 1959, lo convierten en uno de los primeros arqueólogos profesionales en hacer excavaciones en cuevas mayas.

El reconocimiento fue otorgado por el Proyecto GAM, del INAH y la NGS, luego de que se leyera una ponencia magistral del experimentado arqueólogo, en la cual, de su propia pluma, narró los hechos ocurridos hace sesenta años.

Asimismo, se rindió un homenaje póstumo a George Stuart, participante en la primera temporada de campo en Balamkanché, quien fue vicepresidente de Investigación y exploración de la NGS por más de veinte años.

Durante su ponencia, el Dr. James E. Brady, pionero de la arqueología en cuevas mayas y profesor de Antropología de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles, habló sobre los resultados de su reciente investigación en el Templo del Osario, localizado en Chichen Itzá. Por su parte, la Dra. Mercedes de la Garza, investigadora Emérita de la UNAM, enfocó su conferencia magistral en la significación religiosa que han tenido el agua y la cueva en muchas culturas del mundo, haciendo hincapié en el área maya.

“El Gran Acuífero Maya no sólo es agua, es un enorme reservorio de material arqueológico. Los primeros pobladores de América están presentes en este sitio. En América hay menos de 60 esqueletos de hombres tempranos y en el Gran Acuífero Maya hay 12”, dijo el investigador del INAH, Guillermo de Anda durante su conferencia magistral.

Además, el Explorador de NGS, narró como fue el redescubrimiento de la Cueva de Balamkú, y detalló que “los resultados de tres muestras de carbón arrojan tres fechas de antigüedad: una de 825 d.C., anterior a Balamkanché, otra de 980 d.C., y una más de 1088 d.C., lo que indica 200 años de depósitos rituales o de ofrendas dentro de los incensarios, es decir, dos siglo de quemar algo ahí, que parece haber sido pino; actualmente se están haciendo comprobaciones de la especie porque el pino no está reportado en la zona, sin embargo, hay trabajos que mencionan su uso en sitios del área maya en Guatemala”.

Asimismo, mostró imágenes de su digitalización con equipo LIDAR, que lleva un avance de aproximadamente 635 metros de su extensión serpenteante.

La jornada cerró con tres mesas de discusión, moderadas por la escritora Julia Santibáñez, e integrada por investigadores del GAM, el Dr. Arturo Montero, la Maestra Ana Katalina Celis, el explorador Robert Schmittner, el Ing. José Damas y el Biol. Arturo Bayona. El objetivo principal fue mostrar al público los últimos descubrimientos de este enigmático mundo acuático llamado el Gran Acuífero Maya, como uno de los reservorios biológicos y culturales más importantes del planeta, que pudo ser apreciado por los asistentes, con espectaculares fotografías y videos de Cristina Limonta, Paul Nicklen, Karla Ortega y Pedro Almada.

El Primer Coloquio de Arqueología del Gran Acuífero Mata, incluyó también, la inauguración de dos exposiciones: Explorando el Gran Acuífero Maya, la cual incluye 16 fotografías en gran formato que ofrecen una idea del universo que se encuentra en la red de ríos subterráneos de la península de Yucatán y los retos para explorarlos, así como su belleza escondida.

La otra exhibición presenta obras del artista plástico Fernando Aceves Humana; se trata de una serie de acuarelas inspiradas en las ofrendas de Balamkú, así como pinturas que recrean los rincones enigmáticos de esta cueva de forma serpenteante, sagrada para los antiguos mayas; así como dibujos del pintor indígena Armando Jiménez, en los que reproduce la manera como, hipotéticamente, los mayas debieron depositar las ofrendas. Las exposiciones permanecerán abiertas hasta el martes 26 de noviembre, en el Patio de Escudos del Museo Nacional de Historia.

El escritor y promotor cultural, Enrique Ortíz fungió como maestro de ceremonias y se registró una asistencia de más de 200 personas, entre los que se encontraban investigadores, estudiantes de nivel superior y medios de comunicación. 

¡No te pierdas las interesantes conferencias y charlas del Primer Coloquio de Arqueología del Gran Acuífero Maya! Puedes verlas en los siguientes videos. 

Un comentario en “Expertos del Proyecto GAM presentaron resultados de sus investigaciones durante Coloquio de Arqueología.

Deja un comentario