CenotesConservaciónCuevas y cenotes mayasDocumentalesEducación ambientalEventosNoticiasUniversidades

Encuentro Internacional en Estudios de Cuevas y Karst.

Espeleólogo en Cleaveland Avenue en Mammoth Cave. Foto: Arthur Palmer

Investigadores del Proyecto Gran Acuífero Maya, del Parque Nacional Mammoth Cave y de otras instituciones, realizarán el Encuentro Internacional en Estudios de Cuevas y Karst en la península de Yucatán. 

Mammoth Cave, ubicada en Kentucky, EUA, es la cueva más grande del mundo mientras que el Gran Acuífero Maya alberga bajo Tulum dos de las cuevas inundadas más grandes del planeta:  Sac Actún y Ox Bel Há.

Con el objetivo de intercambiar conocimiento que contribuya al estudio y conservación de las cuevas y cenotes, investigadores de Estados Unidos y México, expertos en el estudio de las cuevas más grandes del mundo, se reúnen en la península de Yucatán durante el “Encuentro internacional en estudios de cuevas y karst: fortalecimiento de alianzas entre Estados Unidos y México a través de programas científicos de la UNESCO”.

Del 15 al 21 de julio de 2022, investigadores del Proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) guiarán las actividades de un grupo de expertos estadounidenses, para compartir experiencias y establecer alianzas académicas con científicos mexicanos, profesores y estudiantes universitarios, exploradores de cuevas y administradores de Reservas de la Biósfera.

El Encuentro tiene como objetivo establecer relaciones internacionales que faciliten el intercambio de conocimientos profesionales, información, tecnología, capacitación y experiencia, para mejorar las estrategias de protección y los modelos de gestión de uno de los acuíferos kársticos más grandes y complejos del mundo: el Gran Acuífero Maya de la península de Yucatán.

Luego de la visita de la M. en C. Ana K. Celis ‒responsable de investigación del Proyecto GAM‒ al Parque Nacional Mammoth Cave, donde se encuentra la cueva más grande del mundo (Kentucky, EUA), un equipo del vecino país visitará México para:

  • participar en un simposio internacional con sede en la Universidad del Caribe (Quintana Roo) sobre el estado actual de la investigación y exploración de cuevas en el Parque Nacional Mammoth Cave y en México;
  • reunirse con la administración de las Reservas de la Biósfera y representantes del Programa sobre el Hombre y la Biósfera (Man and the Biosphere Programme) de la UNESCO para explorar posibles colaboraciones con la Universidad del Oeste de Kentucky y el Parque Nacional Mammoth Cave; 
  • aprender sobre el Proyecto Gran Acuífero Maya, así como de distintos grupos de exploración y conservación del patrimonio natural y cultural, para buscar futuras colaboraciones. 

El evento está organizado por el Proyecto GAM y un grupo de investigadores de la Universidad del Oeste de Kentucky (WKU), de la Región de la Biósfera Mammoth Cave (MCBR), de la Cave Research Foundation (CRF), del Laboratorio de Hidrología Crawford (CHL) y Mammoth Cave National Park (MACA), de los Estados Unidos de América. Participan también como sedes anfitrionas la Universidad del Caribe y la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya. 

Guillermo de Anda, director del Proyecto GAM e investigador del INAH, señala la importancia de tejer redes de colaboración en la conservación y estudio del patrimonio cultural y natural de cuevas y cenotes: “este evento es importante porque llevaremos a cabo un intercambio de ideas y experiencias con unos de los grupos de investigación espeleológica más importantes del mundo. Sin duda el intercambio de experiencias resultará de gran utilidad para ambos proyectos y abrirá las puertas para más colaboraciones en un futuro. Se trata de un evento relevante porque se intercambiarán ideas para investigar y proteger una de las zonas kársticas más importantes y vulnerables del mundo, el Gran Acuífero Maya”.

Cueva inundada en Quintana Roo. Foto: Gustavo Costa.

Durante su visita al Parque Nacional Mammoth Cave, Ana Celis, arqueóloga subacuática de cuevas inundadas, presentó una conferencia sobre la importancia de explorar, entender y proteger el gran acuífero maya. También exploró Mammoth Cave guiada por los especialistas del estudio y conservación de esta cueva, realizando un intercambio de conocimiento sobre la arqueología y las metodologías de investigación. De igual manera, tomó un curso para el registro y la visualización de datos obtenidos en las cuevas, impartido por la Dra. Patricia Kambesis, investigadora y espeleóloga especialista en cartografía espeleológica. 

Ana Celis menciona: “necesitamos que más personas conozcan el valor del espacio subterráneo en nuestro planeta. Las aguas que se extraen del subsuelo sostienen al 20% de la población mundial y casi siempre están en riesgo de contaminación porque simplemente no las vemos. Promover este conocimiento es una labor muy amplia y en este momento estamos trabajando por el encuentro entre exploradores y científicos, y construyendo redes de colaboración con otros grupos de investigación, como el del Parque Nacional Mammoth Cave y la Universidad del Oeste de Kentucky. Las cuevas y el karst son importantes para la vida en nuestro planeta”.

En la inauguración del Encuentro, participarán la Rectora de la Universidad del Caribe, Lic. Marisol Vanegas Pérez; la Cónsul General de Estados Unidos en Mérida, Dorothy Ngutter; Jon Putnam, representante de la Oficina de Asuntos Internacionales del Servicio de Parques Nacionales de EEUU, especialista en patrimonio mundial; el Dr. Guillermo de Anda, Investigador Adscrito a la Coordinación Nacional de Arqueología (INAH) y Director General del Proyecto GAM; y el Dr. Chris Groves, Profesor Distinguido de Hidrogeología de la Universidad del Oeste de Kentucky y Director del Laboratorio de Hidrología Crawford, EEUU.

La ceremonia se realizará en un evento privado en la Universidad del Caribe el día 15 de julio. Por la tarde, a partir de las 4 pm se llevarán a cabo un par de conferencias a cargo de Guillermo de Anda y Chris Groves, además de la proyección de tres minidocumentales entre los que destaca Mammoth Cave Documentary, A Way to Wonder.

Por su parte, la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya será sede del Taller “Exploración y documentación de las cuevas más grandes del mundo” y contará con la presencia de buzos exploradores de cuevas sumergidas como Sac Actún y Ox Bel Há, investigadores del GAM, del Parque Nacional Mammoth Cave, de la Cave Research Foundation, de la Universidad del Oeste de Kentucky y del Crawford Hydrology Lab.

Edna’s Dome (Cúpula de Edna) en Mammoth Cave. Foto: Arthur Palmer.
Edna’s Dome (Cúpula de Edna) en Mammoth Cave. Foto: Arthur Palmer.

Mammoth Cave y el Gran Acuífero Maya

En Quintana Roo existen las cuevas inundadas más grandes del mundo: Sac Actún, con 369 kilómetros y Ox Bel Há con 319 kilómetros de pasajes subterráneos. A estos enormes y complejos sistemas se le suman otros de menor longitud, pero no por ello menos importantes. Su extensión se encuentra en ascenso, gracias a la exploración de decenas de buzos de cuevas que desde hace más de 35 años han sumado kilómetros a esta geografía de lo invisible. Para tener una idea, solamente entre Tulum y Cancún hay más de mil 400 kilómetros de cuevas inundadas, cuyas entradas son los cenotes. Esta distancia es similar a la que hay entre Cancún y la Ciudad de México. Cuevas y cenotes son hogar de especies endémicas y también resguardan la historia de seres humanos que poblaron la zona hace más de 13 mil años, así como los vestigios de la cultura maya antigua. 

Mammoth Cave es el sistema de cuevas conocido más largo del mundo, ubicado en Kentucky, EUA. El sitio ha sido estudiado durante más de 200 años y alberga más de 12 mil años de vida, y entre 4 mil y 5 mil años de exploraciones, cuya historia se remonta a los nativos americanos.

Ninguno de los dos sistemas parece tener un final. Durante 2021, al mapa de Mammoth Cave se le sumaron 12 kilómetros más, con un total de casi 680 kilómetros de pasajes secos e inundados (más o menos la distancia que hay entre Cancún y Belice). Por su parte, en la península de Yucatán se siguen añadiendo kilómetros a los diversos sistemas de cuevas inundadas que, muy probablemente, también estén conectados entre sí, como lo ha demostrado la historia de la exploración de estos gigantescos sistemas. 

Deja un comentario