PUBLICACIONES

Balamkú, santuario maya subterráneo.

Archaeologists hunting for a sacred well beneath the ancient Maya city of  Chichén Itzá on Mexico’s Yucatán Peninsula have accidentally discovered a trove of more than 150 ritual objects—untouched for more than a thousand years—in a series of cave chambers that may hold clues to the rise and fall of the ancient Maya. The discovery of the cave system, known as Balamku or “Jaguar God,” was announced by Mexico’s National Institute of Anthropology and History (INAH) in a press conference held today in Mexico City.

Un hallazgo ‘extraordinario’ que reescribirá la historia de Chichén Itzá

Algunos de los incensarios tienen una forma similar a la de Tláloc, el dios azteca de la lluvia que era venerado en la parte central de México y que entones habría viajado hacia Yucatán. Su existencia ayudaría a los investigadores a entender más cómo se relacionaron los mayas con otras civilizaciones mesoamericanas. La cantidad de los artefactos y su ubicación en un sitio tan escondido de la cueva también serían indicativos de la importancia del lugar.

New York Times

Qué busca el «Gran Acuífero Maya», la mayor investigación subacuática que México ha hecho de esa cultura

BBC


«Muchos cambios se han dado con el advenimiento de la disciplina de la arqueología de cuevas mayas, fundada hace más de tres décadas por James Brady. Hemos pasado de los conceptos preliminares, como el de Silvanus Morley, que consideraba a los cenotes, básicamente, como sitios de obtención de agua, hasta las nuevas interpretaciones del profundo simbolismo de las cuevas como referentes del paisaje ritual.»

Guillermo de Anda